24.01.2011 19:20:53
El Cine Moderno, por Guillermo Arribas

Sin más dilación, Antoine, aunque podría estar hablando en general durante horas y horas, paso al motivo principal de esta carta, que es compartir las impresiones que me ha causado ver Los 400 golpes en relación a la película sobre mi encuentro con mi amigo E.T.

Me cuesta mucho encontrar un referente en el cine clásico de la película de Steven. Más bien encuentro muchos casos de películas construidas a partir de lo que supone E.T. en la Historia del Cine ¿No es en este sentido tan moderna como la de Truffaut? (...)

Y es que me ha llamado mucho la atención cómo es tu película la primera en la que pienso si echo la vista atrás en la Historia del Cine para buscar un referente para E.T. El extraterrestre. Ambas, la tuya y la mía, son historias en las que se demuestra que los adultos no siempre tienen razón, y sobretodo que los padres por mucho que nos quieran no pueden hacer nada ante lo que nos toca: crecer, vivir.

En eso siempre estamos solos. Como tú cuando llegas al mar al final de la película o como yo cuando enfermo junto a E.T. mientras él intenta comunicarse con su familia a años luz de distancia.

La forma que tienen de abordar esta soledad Steven y François (le llamo por su nombre porque tuve el placer de conocerle en una fiesta, pues como sabrás ambos se hicieron bastante amigos a raíz de Encuentros en la Tercera Fase) tiene también puntos en común. El protagonismo absoluto es de los niños, tanto en personajes principales como en secundarios. Lo mismo ocurre con el punto de vista (la cámara siempre cercana y a la altura de los ojos del niño protagonista). El tratamiento de los adultos es parecido, aunque más exagerado en el caso de Steven, dónde el único personaje al que vemos la cara en los dos primeros tercios de película es al de la mujer que interpreta a mi madre. Luego también vemos a Peter Coyote, que resulta ser una especie de niño atrapado en el cuerpo de un adulto, razón esta por la que tiene que seguir el encuentro con E.T. desde la distancia. En tu caso, me pareció percibir en el personaje que da vida a tu padre a otro niño encerrado en un cuerpo adulto y que desde luego no está preparado para ser padre (¿y quién lo está?) pero que sin embargo necesitas e incluso proteges de una forma más madura, que todo lo que los adultos que aparecen en la película son capaces de mostrar. Algo parecido al ataque que hago a mi madre en la película (un ataque maduro, una ironía para la que estoy más preparado que ella) cuando hago mención a la nueva novia de mi padre y su viaje a Méjico. Mi personaje está más preparado que su propia madre para afrontar el abandono. Lo mismo que en tu caso, Antoine, cuando descubres la infidelidad de tu madre y se la ocultas a tu padre incluso después de que ya no te sirva como coartada de tus novillos.

Hay otra película de Steven en la que esto se ve más claramente. En Atrápame si puedes es Frank (Leonardo Di Caprio) quien descubre con sus propios ojos la infidelidad de su madre hacia su padre, y se verá obligado a guardarle el secreto.

Otro rasgo que tienen en común nuestras películas, es el carácter autobiográfico que imprimen sus directores a las mismas. Eligen personajes que tengan rasgos en común con sus infancias. Steven considera E.T. El extraterrestre su película más personal. Es sabido que la separación de sus padres marcó fuertemente su carácter como cineasta y como persona (como en mi caso) y de hecho es un tema recurrente en muchas de sus películas. François decía que Antoine era una mezcla entre el niño que fue y el niño que fue Jean Pierre Léaud (que interpretó tu papel) y muchas de las cosas que ocurren en la película y los lugares dónde transcurren le ocurrieron a él. Algo tendrá también de ti, ¿no? Ya me contarás.

Para finalizar y aunque reconozco que es la apreciación más subjetiva por mi parte, considero que en lo que más se asemejan ambos filmes es en la forma que tienen tanto Steven como François de entender la EMOCIÓN. Para mí el fundamento esencial del cine. Es cierto que tu historia es más realista que la mía (aunque también la considero así), pero la forma de acercarse a los personajes, de subrayar con la música determinados momentos, de mover o dejar quieta la cámara (a pesar de las eminentes diferencias técnicas) y sobretodo de entender los sentimientos de los niños, son muy similares. Ambas películas acaban con dos memorables huidas con los adultos como perseguidores, por un lado las bicicletas voladoras y por otro el larguísimo travelling lateral hasta el mar. Y también las dos terminan con un primer plano del niño protagonista.

Ambas películas tienen influencias y también ambas suponen un paso en la forma de entender el cine (más la tuya por supuesto, pero entenderás que la mía me afecte de una forma mucho más íntima). Ambas son modernas (aportan), clásicas (mantienen) y postmodernas (recuperan), y todo esto al mismo tiempo, aunque espero que algún día podamos discutir las proporciones tomando un café.

Esperando impacientemente tu respuesta y deseando que este sea el comienzo de una fructífera correspondencia acerca del cine y de lo que se tercie, se despide tu amigo y admirador.

Elliot.

P.D. Te adelanto que no se nada de E.T. desde que se fue, y lo digo porque esta es una pregunta que se me suele hacer con frecuencia. Pero él, siempre estará aquí mismo,conmigo.


  jean pierre leaud | peter coyote | leonardo di caprio | atrápame si puedes | los 400 golpes | e.t. | truffaut | spielberg | antoine doinel
 

Comentario
Nombre:

E-mail (No se muestra):

  Escriba el texto de la izquierda: